Dueños de botillerías y expendio de alcoholes denuncian persecusión de la autoridad sanitaria en Linares

Dueños de botillerías y expendio de alcoholes denuncian persecusión de la autoridad sanitaria en Linares
El documento está firmado por Richard Lorenzo Araya Brunett (Botillería El Roble), Luis Vásquez Guzmán - Natalia Espinoza Fuentes (Distribuidora San Luis SPA), German Patricio Fuentealba Muñoz (Botillería Master Drinks), Claudio Ávila Fuentes – Marcela Maldonado (Botillería El 13), Rodolfo Bustos Fuentes – Mosto Enzo Mellado Cofré (Supermercado de Bebidas Alcohólicas San Diego SPA), Evelyn Soto – Abel Boscán (Maracaibo Minimarket y Licorería), Felipe Chávez ( Oasis Drinks – La Vendimia), Gustavo

Autor: septimapaginanoticias.cl

                                   A través de una carta pública los dueños de botillerías y expendio de alcoholes de Linares denunciaron persecusión por parte de la autoridad sanitaria en Linares.

El documento está firmado por Richard Lorenzo Araya Brunett (Botillería El Roble), Luis Vásquez Guzmán - Natalia Espinoza Fuentes (Distribuidora San Luis SPA), German Patricio Fuentealba Muñoz (Botillería Master Drinks), Claudio Ávila Fuentes – Marcela Maldonado (Botillería El 13), Rodolfo Bustos Fuentes – Mosto Enzo Mellado Cofré (Supermercado de Bebidas Alcohólicas San Diego SPA), Evelyn Soto – Abel Boscán (Maracaibo Minimarket y Licorería), Felipe Chávez ( Oasis Drinks – La Vendimia), Gustavo Valdés Monsalve ( SOS Drinks – Lobo), Julio Zúñiga Larenas – Luisa Zúñiga Cisterna (Botillería Los Gordos), Ricardo Figueroa San Martín (Botillería Solo se que tengo sed), Felipe Vásquez Arredondo (Botillería “163”), Carlos Orrego – Elizabeth Bauerle (Tienda de Licores Open Drinks), Luis Eduardo Cerda Zúñiga – Botillería La Fama – Botillería Nuevo Diamante), María Ester Sepúlveda Chandía (Minimarket Esmeralda) y Carolina Carrillo (Distribuidora Chile).

En la misiva indican que  “los comerciantes de locales adheridos a la Ley sobre Expendio y Consumo de Bebidas Alcoholicas de la comuna de Linares nos hemos reunido para efectos de denunciar una situación que consideramos de extrema gravedad y arbitrariedad, que ha ocurrido durante el día sábado 23 de enero del presente año”.

Sostienen que “las medidas sanitarias adoptadas desde el inicio de la pandemia han provocado un alto impacto económico en nuestro rubro, las constantes restricciones en horarios de funcionamiento y venta de bebidas alcohólicas han disminuido nuestros ingresos considerablemente,  pese a ello todos tenemos claro que las medidas adoptadas como el toque de queda, los cordones sanitarias y los controles en diferentes puntos de nuestra comuna,  son necesarios y esenciales, para lograr el control de la crisis sanitaria que como sociedad estamos atravesando, es por ello que a lo largo de los meses nos hemos adaptado a ver restringido nuestro horario de funcionamiento y hemos cooperado en apoyar en todo momento las decisiones de la autoridad sanitaria para el control de la pandemia en Chile, tomando todas las medidas para cuidar a nuestros trabajadores y para desarrollar nuestra actividad económica de forma segura protegiendo a su vez a nuestros  clientes”.

Sin perjuicio-añaden en el document- a medida que la pandemia del Covid-19 ha avanzado en nuestra comuna se han restringido con mayor intensidad nuestras posibilidades de ejercer el expendio de bebidas alcohólicas a tal punto de que varios de nosotros hemos visto caer nuestras ventas hasta en un 70%. En el mes de agosto del año 2020, decidimos organizarnos como comunidad de botilleros, para efectos de analizar las alternativas que teníamos para seguir funcionando, en dicha instancia se concreto una reunión entre un representante de nuestra comunidad y distintas autoridades tanto municipales como sanitarias y representantes de la fuerza pública, llegando a la conclusión de que en fase  de cuarentena el funcionamiento de las botillerias se podría concretar siempre y cuando ofrecieramos a la comunidad la venta de artículos esenciales, ello implicaba que varios botilleros debíamos tramitar una patente de almacén por menor para efectos de tener a disposición de la comunidad tanto la venta de bebidas alcohólicas como la posibilidad de disponer de artículos de primera necesidad, en dicha instancia se autorizó por la Ilustre Municipalidad, poder trabajar con patentes provisorias mientras las patentes definitivas se tramitaban, cuestión que se encuentra en proceso de culminación, cabe precisar que la tramitación de las patentes comerciales ha sido más tardia de lo esperado por la contingencia sanitaria y muchos aún no hemos podido obtener la patente definitiva pero contamos con los antecedentes en tramitación”:

SUMARIOS

“Hoy ( el 23 de enero recién pasado) nos encontramos con la sorpresa de que la autoridad sanitaria a efectuado una serie de sumarios sanitarios a algunos locales comerciales de la ciudad, argumentando que la venta de bebidas alcohólicas de forma presencial está prohibida debido a la fase del plan “paso a paso” en la que se encuentra nuestra ciudad. Frente a esta situación hemos revisado arduamente las resoluciones emitidas por la autoridad sanitaria, sobretodo la última resolución Número 43 de fecha 14 de enero de 2021, dónde fueron introducidas nuevas medidas sanitarias y se establece el nuevo Plan ‘Paso a Paso, y nos hemos encontrado con la sorpresa de que no existe ningun artículo que se refiera al funcionamiento de los locales comerciales que venden bebidas alcohólicas, en ningun artículo de la resolución se establece la prohibición de venta de bebidas alcohólicas, puesto que quien tiene la competencia para  decretar en definitiva  la medida de prohibición de venta de bebidas alcohólicas  es la autoridad ejecutiva, el Presidente de la Republica, tal como lo señala la Ley sobre Expendio y Consumo de Bebidas Alcoholicas en su artículo 22 que dice ‘El presidente de la República, cuando sea previsible que el expendio de bebidas alcohólicas en determinada localidad o comuna pudiere contribuir a alteraciones graves del orden público, podrá restringirlo fundadamente hasta que desaparezcan los motivos que provocaren esa decisión, la que en todo caso no podrá tener una duración superior a treinta días’. Como se aprecia en la norma, el supuesto en el cual es posible prohibir tanto la venta como el consumo de bebidas alcohólicas solo implica una alteración del orden público en alguna comuna determinada y no a nivel nacional”, reclaman públicamente.

Finalmente señalan que “durante toda la duración que ha tenido el Estado de Excepción Constitucional en nuestro país, nunca la autoridad ejecutiva a dictado una ley que expresamente prohíba la venta de bebidas alcohólicas, por ende no entendemos como un fiscalizador vulnerando todas y cada una de las resoluciones y leyes especiales, ha procedido a efectuar sumarios sanitarios sin tener siquiera claro la normativa que rige actualmente en nuestro país.

Además cabe agregar que es la autoridad municipal  la que en situaciones normales, tiene la competencia, otorgada precisamente por la Ley sobre Expendio y Consumo de Bebidas Alcoholicas, para otorgar permisos para venta de alcoholes y la única que puede restringir su venta solo en cuanto al horario. Queremos junto con los antecedentes expresados,  dejar señalado que las autoridades que el día de hoy 23 de enero, efectuaron la fiscalización a los diversos locales, mostraron constantemente una actitud despectiva, a tal nivel que intimidaron a clientes que se encontraban en las dependencias de los locales, mostraron un nulo conocimiento de la Ley de Expendio de Bebidas  Alcoholicas, y forzaron a cerrar los locales comerciales, no teniendo la facultad para ello. Junto con ello, nuestra comunidad de botilleros se comunicó en múltiples ocasiones con Carabineros de Chile para efectos de conocer en definitiva si existían alguna ordenanza o sustento legal que hubiésemos pasado por alto, ante lo cual se nos señalo que podíamos funcionar normalmente, puesto que no estaba prohibida la venta de Alcoholes en nuestro país.  Tambien debemos señalar que la fiscalización se ha centrado exclusivamente en botillerias  y recintos que expenden bebidas alcohólicas, implicando una situación de arbitrariedad por parte de la autoridad sanitaria que lesiona considerablemente nuestros derechos como comerciantes y empresarios, ya que propician un trato desigual entre Botillerias debidamente constituidas y supermercados  a los cuales se les  permite la venta libre y presencial de bebidas alcohólicas, beneficiando a un sector que posee grandes ingresos y que no ha visto mermado su derecho a ejercer una actividad económica gravemente como si  ha sido el caso de las botillerías. Considerando que nos enfrentamos ante una situación de carácter excepcional, creemos que es plausible pedirle al alcalde de Linares, Mario Meza una consideración especial. No estamos pidiendo ayuda monetaria ni beneficios estatales porque sabemos que no somos el único rubro que ha sufrido pérdidas grandes, solo solicitamos que de una vez por todas nos dejen trabajar en tranquilidad. Tenemos la seguridad  de que al abrir nuestros locales no estamos infringiendo ninguna norma ni resolución, solicitamos que se respete la normativa vigente para así evitar situaciones tan desagradables como las que hoy les sucedieron a varios integrantes de nuestra comunidad”, dicen.

MUNICIPIO

El administrador municipal de Linares, John Sancho indicó que “analizarán la situación planteada por los comerciantes para entregar una respuesta oficial, clara y precisa”.