Lenin Fuentes Barros: "La vida y la salud son lo primero"

Lenin Fuentes Barros: "La vida y la salud son lo primero"
Lenin Fuentes Barros, trabajador social.

Lenin Fuentes (Coordinador Comando Apruebo Chile Digno)

                           La periodista Alejandra Matus, en reciente información de prensa (el Ciudadano 24/04/20) hace público un análisis sobre la diferencia de personas fallecidas en los meses de marzo 2019 y marzo de 2020. De acuerdo a su investigación, marzo del 2020 tiene un incremento de 932 fallecimientos en comparación al año anterior, de los cuales el gobierno solo reconoce a 16 como productos del Covid-19.

La causa de muerte de las restantes 916 personas  no está identificada, sin embargo llama la atención en la investigación de Matus, que 881 personas fallecidas se encuentran entre los 50 y 99 años de edad, lo que las vincula en mayor medida a los grupos de riesgo letal de la pandemia.

Lo anterior,  si lo unimos a la información en cuanto a que cerca del ochenta por ciento de los portadores Covid-19 son asintomáticos y los escasos seis mil exámenes para detectar covid-19 que se aplican en Chile (Con una capacidad para doce mil según el ministerio de salud), refuerza la tesis que no sabemos en realidad donde está la curva de contagio, lo que explicaría la negativa del Minsal a entregar información oportuna, sectorizada y confiable  a la comunidad científica que hace sentir su malestar por limitar su aporte, el que pudiera permitirnos controlar en un tiempo más corto el contagio y por cierto, lo más importante, salvar vidas.

El esfuerzo del gobierno está puesto en recuperar la normalidad productiva del país. Así, la “nueva normalidad” mutó al “retorno seguro” producto de la fuerte oposición de la sociedad civil y la acción de los gremios de la salud, Anef y CUT, quienes desarrollaron acciones tendientes a asegurar la salud y la vida no solo de sus asociados, sino también de los usuarios de los servicios del Estado, que son los sectores más vulnerables del país y que sin duda cuando se pueda hacer el balance, se verá también que son los más afectados por la pandemia.

A la fecha, no se observan medidas efectivas desde el gobierno que apunten a garantizar la salud de [email protected] los [email protected] La gradualidad que se propone para retomar el funcionamiento del país, está a mi juicio bastante distante por el momento, lo que requiere medidas significativas que permitan a la gran mayoría de [email protected] ciudadanos que los requieran poder  hacer la cuarentena preventiva, que es el mejor medio para evitar el contagio.

En esa lógica, Apruebo Chile Digno, ha planteado medias mínimas para garantizar la vida y la salud de [email protected], tales como un Plan Nacional de reforma al sistema de salud chileno, con medidas inmediatas como aumento de presupuesto y control estatal de todo el sistema de salud privado mientras dure la pandemia. Renta pandémica asegurada de parte del Estado equivalente al sueldo mínimo.  Plan de alimentación nacional, creando una estructura nacional de distribución de alimentos sin ganancia por parte de intermediarios, en los sectores más empobrecidos del país. Decretar un impuesto a los súper ricos y grandes fortunas de los multimillonarios de Chile, para generar recursos fiscales que permitan garantizar la renta pandémica  (esto ya se está realizando en países de la Unión Europea).

El total de medidas propuestas (13 en total) son absolutamente realizables. Solo se requiere la voluntad política del presidente de la república que hoy goza de poderes especiales para trámites directos vía decreto y por su puesto lo que requiera de legislación la disposición del parlamento a darle la urgencia merecida.