El sueño de un centro de ski en la Región del Maule: Longaví, Pehuenche o Guaiquivilo

El sueño de un centro de ski en la Región del Maule: Longaví, Pehuenche o Guaiquivilo
Parque Guaiquivilo en la zona de Melado.

                          La Región del Maule ha venido soñando desde largas décadas por contar con un centro de ski o un recinto para los deportes invernales.

El tema perdió fuerza este año debido a la pandemia del Covid-19. Sin embargo www.nevasport.com pone nuevamente en el tapete las distintas iniciativas y da cuenta en qué está cada proyecto.

Al observar el listado de los centros de ski existentes hoy en Chile, no deja de sorprender que al ordenarlos de norte a sur, desde “Chapa Verde” en las proximidades de Rancagua en la Región de O’Higgins, demos un enorme e incomprensible salto hasta “Nevados de Chillán” en la Región de Ñuble.

Son aproximadamente 303 kilómetros de un evidente “vacío esquiable” que no se vuelve a repetir ni de cerca en el resto del país. Claro, el país esquiable.

¿Qué ocurre entonces con la Región del Maule?

En la Región hay tres ideas de proyecto de creación de parques de nieve y/o centros de ski. El primero de estos proyectos está en la provincia de Talca, en el sector próximo al Paso Internacional Pehuenche, llamado Lo Aguirre. El segundo se encuentra en la provincia de Linares, en el Nevado de Longaví. Por último el tercero, se encuentra también en la provincia de Linares, en el sector de El Melado, en el Parque Guaiquivilo.

Hay que tomar en cuenta una serie de factores que intervienen en la formulación de un proyecto turístico de estas características. Muchos de ellos son comunes a la de cualquier otro tipo, sobre todo en lo que se conoce como la “Pre Factibilidad”. En esta etapa, el énfasis está en el mercado y se acostumbra a decir que “si el mercado lo pide sólo queda fabricarlo”.

Hay estudios recientes de SERNATUR, del año 2014, que señalan que los centros de ski de Santiago son visitados en un 65% por chilenos y en un 35% por extranjeros. Esta masa de extranjeros está compuesta por un 60% de brasileños, un 15% de argentinos, un 7% de europeos, un 4% de estadounidenses y un 14% de otros orígenes diversos.

Los visitantes extranjeros a estos centros de ski son clasificados en “excursionistas”, o sea personas que van por el día (77%) y en “turistas”, personas que se hospedan en ellos o en sus proximidades (23%). 

¿Cuál debiera ser entonces el perfil del mercado de un centro de ski en la Región del Maule?

Indudablemente la base de visitantes por el día (excursionistas), estaría compuesta mayoritariamente por chilenos, pero si los precios en cuanto a hospedaje son razonables y no absurdamente inflados, sólo bastando equipararse a la de hospedajes de tres o cuatro estrellas en Santiago, lo que no es poco, se atraería a un considerable volumen de extranjeros que encantados viajarán a la Región del Maule a disfrutar de la nieve por varios días.

Los proyectos de Lo Aguirre y de Nevado de Longaví, parecieran “reflotar” cada cierto tiempo, pues sabido es que cada uno cuenta con ciertos “patrocinadores” que los sacan del congelador para ser enarbolados como slogan, aunque  el Parque Guaiquivilo pareciera tener mayor seriedad, pues se trata de un proyecto privado, en espacios propios, con altitud y latitud que garantizan muchos días de nieve y donde ya hay una experiencia exitosa en materia de hospedaje.